Sunday, December 25, 2011

LA MENTE Y LA PRESENCIA YO SOY

La conciencia debe dejar de interferir para dejar paso a la luz.   Eso es iluminarse.  La mente tiene el poder de crear y el ego la alimenta en sus creaciones y le hace creer que es como Dios, como el YO SOY pero en realidad es el ego que se para en la mente creadora.
Cuando la mente se da cuenta que ha creado cosas que no desea, enfermedades, pobreza, desamor, desarmonía, se torna a pedir ayuda a la PRESENCIA YO SOY que le ha permitido crear todo el tiempo por respetar su libre albedrío, y si somos capaces de hacer la mente a un lado la PRESENCIA YO SOY  se manifestará en todo su esplendor, el ego ya no tendrá donde pararse y caerá por su propio peso.  Ahí la mente comprenderá su rol de interpretadora y comunicadora con el exterior y con otros SERES pero ya no interferirá ni creará cosas, simplemente una herramienta entre LA PRESENCIA YO SOY y el exterior para comunicarse.
LA PRESENCIA YO SOY, no necesita crear nada, porque todo YA ES, lo que si hace es manifestar, manifiesta lo que ya es, en cambio la mente crea, y al crear viene adjunto un poquito de ego, ese ego se alimenta de esas creaciones y confunde a la mente haciéndole creer que ella (la mente) es lo que importa y lo único que importa.
Muchos a mitad de camino en la iluminación, reconocen LA PRESENCIA YO SOY, pero no son capaces de unificar y asimilar los conceptos.
La mente nació o salió de LA PRESENCIA YO SOY, gracias a que la PRESENCIA  YO SOY la concibió, la mente pudo existir, no al revés.  Por otro lado, en cierto momento hacia la iluminación la mente reconoce que hay una PRESENCIA que siempre estuvo observando, y que nunca interfirió para nada en el libre albedrío.
Una vez que nos damos cuenta de esto hay que dejar que ESA PRESENCIA SE MANIFIESTE EN TODO SU ESPLENDOR.